Gestin, S.A.P.

Control de plagas en comunidades de vecinos

Control de plagas en comunidades de vecinos

Servicio personalizado

El control de plagas en comunidades de vecinos es una tarea que no puede ser dejada de lado. Potencialmente pueden generar múltiples problemas en la convivencia y en la salud de los vecinos.

A pesar de ser un tema recurrente, sin embargo en las comunidades no se planifica habitualmente. Pero la superpoblación de ciertos animales puede generar problemas de salud en las personas que habitan el recinto comunitario. Hablamos generalmente, aunque no de manera exclusiva, de ciertos insectos que pueden producir no sólo daños directos, sino también transmitir agentes infecciosos o causar pérdidas económicas, con la consiguiente generación de alarma e inseguridad.

Plagas habituales

La primera pregunta que nos hacemos es que plagas son las más habituales en una comunidad de propietarios. En primer lugar, como ya hemos esbozado arriba, debe hablarse de insectos.

Desde las avispas, con su consiguiente peligro por daño directo hasta las cucarachas, que son portadoras de una plétora de enfermedades infecciosas, son muchos los insectos que pueden generar incomodidades a los vecinos.

La presencia de ratas y otros roedores no es nada agradable, ya que también son portadoras de enfermedades infecciosas. Además, su avistamiento puede indicar problemas sanitarios más graves que en el caso de los insectos.

Menos conocidas pero igualmente perjudiciales son las plagas de aves. Especialmente palomas y estorninos, representan una amenaza para la salud y el bienestar de los seres humanos. A través de sus excrementos, plumas, nido, etc., no sólo provocan daños en la fachada y canalones del edificio; también transmiten una serie de enfermedades como la histoplasmosis, criptococosis o salmonelosis.