Gestin, S.A.P.
Derrama - Gestión de comunidades - Gestin

Reglamento de Régimen Interior de las Comunidades

Reglamento de Régimen Interior de las Comunidades

Servicio personalizado

Algunas comunidades de vecinos deciden redactar y someter a votación en junta lo que se conoce como Reglamento de Régimen Interior de la Comunidad de Propietarios (RRI). Conviene, antes de ahondar en lo que supone este reglamento, hacer una diferenciación con el Estatuto de la comunidad.

Así pues, a tenor de lo que dispone art. 6 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), este reglamento es el documento que regula el funcionamiento de los servicios generales y las normas de convivencia. Todo esto, teniendo en cuenta que no es necesaria su existencia. Lo único indispensable es el Estatuto. Eso sí, esto no significa que su cumplimiento pueda ser sorteado. Al contrario, diversas sentencias judiciales a lo largo de los años han sentenciada que sí debe cumplirse.

Particularidades del Reglamento de Régimen Interior

El RRI puede ser redactado y/o modificado en junta por acuerdo de mayorías, mientras que para el Estatuto se requiere de la unanimidad y modifica derechos y obligaciones. Además, al contrario de lo que pasa con el Estatuto, el RRI tampoco vincula a los nuevos propietarios al no haber suscrito ellos el mismo cuando se aprobó.

Los RRI suelen contener normas u horarios, como el uso de piscina, la vestimenta para acceder a las mismas, el uso de los ascensores y montacargas, la prohibición de tender ropa, el horario de retirada de basuras, etc. Desde GESTIN desaconsejamos incluir restricciones innecesarias (incluso algunas sentencias judiciales hacen referencia a ellas en estos términos), ya que suele llevar al incumplimiento y a crisis de convivencia innecesarias.

Consecuencias del incumplimiento

En cuanto a las consecuencias de su incumplimiento, teniendo en cuenta que la comunidad carece de poder coercitivo, no sería aceptable una norma que, aun dentro del reglamento, permitiese el corte de luz o de servicios generales, por ejemplo, ya que sería una forma de actuar coactiva que puede dar lugar incluso a una denuncia penal.

No obstante, en supuestos concretos, algún tipo de sanción, como pagar unos intereses por demora en el pago de las cuotas, pueden ser admitidas por los Tribunales, siempre que no supongan un abuso. Así pues, cuando un propietario incumple el RRI, la única solución es acudir a la vía judicial.