GESTIN

212341593_m

Obras en viviendas de alquiler: Derechos y obligaciones del inquilino y arrendado

En el ámbito del alquiler de viviendas, surge un interrogante importante relacionado con la posibilidad de que el inquilino realice obras en el espacio arrendado y, posteriormente, exija el reembolso de los gastos al casero. La respuesta a esta cuestión radica en la legislación vigente y en la naturaleza de las obras que se pretendan llevar a cabo. Hoy, desde Gestinos hablamos de este tema.

Obras en viviendas de alquiler: Derechos y obligaciones del inquilino y arrendado

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que el inquilino tiene la facultad de realizar obras de conservación que no impliquen modificaciones sustanciales en la configuración de la vivienda. Dichas obras deben ser consideradas necesarias para preservar el inmueble en óptimas condiciones, y el coste asociado a ellas suele recaer sobre el arrendador.

Es esencial señalar que, para hacer estas obras, el inquilino debe comunicar previamente al propietario sobre la necesidad de realizarlas y obtener su consentimiento. En situaciones de urgencia, si no se puede contactar con el arrendador, se pueden ejecutar las obras, pero hay que informar de la situación tan pronto como sea posible.

La clave para evitar conflictos radica en comprender los límites y normativas legales que regulan este aspecto. Mantener una comunicación entre ambas partes es fundamental para que tanto arrendador como inquilino colaboren de manera eficiente. Al hacerlo dentro de los límites legales, se contribuirá a establecer una buena relación en el marco del contrato de arrendamiento.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN